E-Business y la Nueva Economía

educacion - nuevas tecnologias - aprendizaje - E-Business y la Nueva Economía
buscar libros y productos relacionados

E-Business y la Nueva Economía

E-Business y la Nueva Economía .

Internet es presente y es futuro. Es un medio de desarrollo que, inteligentemente explotado, ha marcado en nuestra sociedad nuevos procesos de cambio que afectan importantes áreas de la sociedad red donde diferentes actores interactúan en pos de innovaciones que apuntalen al desarrollo de esta nueva economía. Si integramos las nociones de Internet y Economía, estaremos presenciando el surgimiento de un novedoso término: "e-economía" cuyo origen tiene base en nuevas prácticas empresariales que denominamos "e-business".

Los productores de la tecnología de Internet fueros sus usuarios que gracias a la modificación y creación de nuevas aplicaciones dieron a Internet la base y dinamismo que la caracteriza. Sin embargo, al hablar de "e-conomía", lo importante no es la economía de aquellos que producen Internet, sino la modificación de toda la estructura empresarial y comercial de quienes funcionan con y a través de Internet. El desarrollo de e-business ha cambiado el modelo tradicional de empresa por un modelo que funciona en red , que utiliza Internet como medio fundamental de comunicación , producción y comercialización y que ha modificado el modo de operar del capital y el trabajo.

Si observamos el cambio en la operación del capital, veremos que la distribución del mismo se descentraliza cada vez más para configurar un mercado financiero global e independiente con reglas propias de inversión y valorización del capital. Esta nueva distribución del capital que promueve las innovaciones en e-business es posible gracias a los nuevos actores de la nueva economía.

Básicamente podríamos delinear tres actores fundamentales en el desarrollo de la nueva economía: productores, proveedores de servicios y consumidores. En términos simples podemos decir que existen "innovadores" que tienen una idea pero no los fondos para realizarla, que recurren a vender esas ideas a empresas de "capital de riesgo" cuya función es la de financiar el proyecto, comprar talento y lanzar el proyecto ,por ahora en forma de promesa, al mercado donde se valoriza o no. Si no se valoriza, la empresa desaparece y vuelve a intentar otra estrategia. Pero si ocurre lo contrario la promesa se materializa. Al decir de Castells:

"... Se crea un valor a partir de la innovación en base a la valorización del mercado de las iniciativas que se desarrollan en términos de empresa..." (Castells, 1998)

Lo que no se debe dejar de tener en cuenta es que el crecimiento de esta nueva economía depende de la financiación , sin la cual la innovación no es posible . Y las innovaciones solo ocurrirán si se dan los siguientes factores:

· Nuevos conocimientos en ciencia, tecnología y gestión.

· Fuerza de trabajo con alto nivel académico que opere con las Nuevas Tecnologías para producir.

· Emprendedores capaces de transformar proyectos innovadores en empresas innovadoras.

Esta nueva economía implica ,indudablemente, una gran volatilidad financiera pero también un gran aumento y desarrollo de la productividad y la riqueza.

Lo que se ha cuestionado a menudo en esta e-economía ha estado relacionado con el futuro de la fuerza laboral. Algunas corrientes pesimistas resaltan la despersonalización del trabajo , la posible reducción de puestos de trabajo y hasta la posibilidad de desaparición de algunas fuentes laborales. Sin embargo, la realidad nos demuestra que este fenómeno no es así. Lo que está produciendo en realidad, es una redistribución del trabajo, una mayor profesionalización en algunas áreas y una gran repercusión en el área educativa que deberá actualizar el perfil de trabajador que esta nueva economía demanda. Es así que ya escuchamos a miembros de las comunidades educativas hablar de trabajo cooperativo, inclusión de nuevas tecnologías y énfasis en el aprendizaje de lenguas extranjeras como Inglés.

Pero aún no parece ser lo primordial a la hora de educar. No es raro escuchar hablar de mano de obra calificada al referirse a trabajadores que fueron formados en el manejo de nuevas tecnologías o idiomas. En realidad la existencia de trabajadores genéricos es tan importante como la existencia de trabajadores calificados ya que ambos colaboran y son necesarios en el proceso de producción de la nueva economía. Lo que sí merece cierta reflexión en la sociedad de hoy, es que el rechazo de este nuevo modelo de economía irá eliminando a aquellas empresas y por lo tanto a los trabajadores que no se preparen para esta nueva forma de producción internacional.

Acompañar este cambio social, económico e histórico requiere de todos los miembros de la sociedad pero, sobre todo, demanda un profundo cambio de mentalidad. Castells enfatiza permanentemente la necesidad de recordar que este cambio no debe transformarse en una lucha de clases sino en la esperanza de que podemos vivir de otra manera.

"...No para volver a la lucha de clases, superada por una sociedad mucho más compleja que la del capitalismo clásico sino para recordar a las empresas, al mundo y a nosotros mismos, que podemos y debemos pasar de vivir para producir a producir para vivir..." (Castells, 1998)

Búsqueda personalizada
INICIO